Diario Digital Diario SolDiario Sol

Contáctenos

29/Abril/2012 - Opinión

Desde mi abadía: por Juan Abad

Gigantes y cabezudos


Desde que el mundo es mundo, que algo ha llovido, la naturaleza humana, el ser humano, ha sido el referente de todo lo existente. Gracias a su intelecto, a su capacidad de observación, a su destreza, a su curiosidad, a su audacia, a sus experimentos, a su raciocinio, a su capacidad de aprendizaje, de comparación, del descubrimiento de utensilios y su aplicación práctica; a su unión en grupos, tribus y naciones; a su colaboración e intercambio de ciencia adquirida, hemos logrado llegar hasta aquí dominando el planeta que nos alberga, que nos cobija, y domeñando al resto de especies animales y vegetales, al igual que a los minerales que hoy explotamos a nuestra conveniencia.

El átomo de espíritu divino que nos sustenta nos ha permitido sobrevivir hasta ahora y ya han pasado dos millones y medio de años desde que surgieron nuestros ancestros, los Homo Hábilis, que no eran más que unos monitos venidos a más que bajaron de los árboles y aprendieron a utilizar utensilios; pasaron tiempos y tiempos hasta que, hace setecientos cincuenta mil años, surgieron los Homo Erectus que caminaban erguidos y corrían que se las pelaban detrás de los conejos y delante de los leones; de ellos, hace cien mil años, surgió el Homo Neardenthalensis de los que en Atapuerca se observan y conservan un montón y, antes de ayer para los tiempos de los que hablamos, desde hace cuarenta mil años, el Homo Sapiens reina en estos mundos de Dios con tantas luces como sombras, conservando muy acendradas sus características animales de destruir a otras especies y matar a la suya propia, no para comérselos, aunque algunos caníbales quedan, sino para demostrar al vecino lo bestias que aún somos para quitar la vida al congénere por el motivo más nimio y ridículo que se nos ocurra. Bueno está, somos así, que le vamos a hacer.

Bastante menos científicas que las teorías de Darwin sobre el origen del hombre, pero más sensibles, sublimes y espirituales, son las recogidas en las culturas más ancianas y prominentes del orbe. La más antigua cultura de la Baja Mesopotamia, la Sumeria, relata que el dios Nammu creó al hombre con la arcilla de Arzú. ¿ Les resulta familiar lo de la arcilla?, pues continuamos con ella.

El hombre se origina, para la mitología griega, en ese hálito divino que nos insufló Atenea en la arcilla modelada por el Titan Prometeo cuando bajó a la Tierra . Y, hablando de Titanes, saben que el origen de todo proviene de los 12 Titanes primigenios existentes por obra y gracia de los supremos hacedores, Urano (el cielo) y Gea (la tierra).

Ahí coinciden Darwin, Hesiodo y Homero, el primero establece la selección natural de las especies y la selección sexual como fundamento de su teoría, y los griegos - los clásicos, que no los modernos, que éstos vaya sarnazo que sufren, y el que les queda -, también nos señalan que desde los orígenes del mundo las hembras han sido dominantes y determinantes en el papel de la elección de compañeros de apareamiento y precisamente Gea, la Madre Tierra, confabuló con su benjamín, su hijo Crono, para derrocar a Urano, castrándolo de manera vil, como otros dirían, cortándole los cojones. Fuere como fuere, Crono, temeroso de que lo derrocaran como él a su padre, se tragaba a todos sus hijos nada más nacer y, de nuevo, la madre, la esposa, la mujer, la hembra, Rea en este caso, escondió al último de sus vástagos, cambiándolo en sus pañales por una piedra, que fue lo que se tragó Crono, y Zeus fue escondido en Creta y así fue el más divino de todos los divinos.

Pero yo quería hablarle de los Titanes, de los Gigantes de Homero, de los Cíclopes, Feacios y Lestrigones, que eran una raza de hombres de grandísimas dimensiones pero que, al final, fueron exterminados ante su insolencia con los dioses, por abusar de su inmensa fortaleza física. Otros autores clásicos los consideraron también seres divinos al ser fruto precisamente de la castración, de la sangre derramada por el Cielo Urano, sobre la Tierra Gea.

Pero no solo la mitología griega alimenta la curiosidad acerca de los Gigantes, pues la figura del Gigante se presenta en casi todas las culturas y sus legendas. La encontramos en todos los Libros Sagrados. Están en el Ramayana hindú, en el Lebhar Gabhale, libro de las invasiones en galaico-irlandés , así como en la Biblia, en la hebrea y en la nuestra : " Por entonces y también en épocas posteriores, cuando los hijos de Dios cohabitaban con las hijas de los hombres y éstas tuvieron hijos, aparecieron en la Tierra los Gigantes. Éstos son los esforzados varones de los tiempos primeros, los héroes famosos"(Génesis 6.1 y 2). Además aparecen narrados en Génesis 6.4; Sam. 21-20 y Paralipómenos 20.6.
Diseminados por los cinco continentes se han encontrado restos de esqueletos humanos que demuestran que en la Tierra habitaron seres gigantescos.
Han aparecido restos humanos fósiles de 5,18 metros en 1956 en Gargayan (Filipinas); gigantes en Java y China, en Marruecos y Pennsylvania; en Siria, en Líbia y en Texas ; en África Central.

En España existen vestigios y huesos en Garós (Lleida); en Urbasa (Navarra), en Medinaceli, en Marialba (león), en Cantabria.
Conocen ustedes la isla de Menorca, esa maravilla de la naturaleza sita en el centro del Mediterráneo que fue la penúltima colonia inglesa por mor del Tratado de Utrech y que muestra las "Taulas" o " mesas de los gigantes ", allí, inhiestas, impertérritas, alzadas con parámetros infinitesimales y milimétricos incomprensibles para cualquier ordenador con el mejor programa de cálculo y, de una sola vez, " a la primera", por por miles y miles de años erigidas por civilización desconocida. Y su "Naveta des Tudons" , monumento megalítico perfecto que es "un navio invertido, tumba de un gigante". Pues pasen y vean.


Los arqueólogos no han ofrecido aún respuestas convincentes.Les resulta incómodo reconocer que hoy día ni existen grúas ni aparatos elevadores capaces de mover y levantar bloques de piedras de 1.500 toneladas como los existentes en las terrazas de Baaalbek ( actual Líbano). "Parece que bloques de estas dimensiones tuvieron que ser puestos allí por seres gigantescos o miembros de una civilización que conocía los secretos de la levitación y la antigravedad " dice David Barclay, uno de los más avezados estudiosos de la temática.

Las construcciones de la Isla de Pascua, situada en medio del océano; las de Tiahuanoco; de Cuzco, Machu Pichu, las Islas Marquesas o Pohnpei en la Polinesia, son pequeños ejemplos de construcciones pluscuamperfectas e impensables en cualquier lugar del orbe, cuanto más allí y, todas ellas, atribuidas por las gentes locales, su mitología y sus tradiciones a "los Gigantes".

Y qué decirles de las pirámides.

Las de Egipto, primera maravilla del mundo; las de los Mayas; la pirámide canaria de Güimar. La pirámide como elemento gráfico y máximo de la espiritualidad, de la conjunción del cielo y tierra, de lo divino y de lo humano. La pirámide como estructura fundamental del gobierno de García Urbano también cabe aquí como elemento concatenador de los Gigantes y Cabezudos.

Cabezudo se ha puesto nuestro querido Alcalde con éso de dejar la decisión de señalar dónde ha de ir la merma de seis millones de euros, mil millones de las antiguas pesetas, en manos y razonamiento , responsabilidad e ingenio de sindicalistas y asimilados, que se nos han descolgado en la última reunión para resolver el enigma con propuestas con las que yo no contaba y que tienden a reconvertir a dos Pepes del P.P. , a mis amigos Pepe Gérez y Pepe Lozano me refiero, en asesores aúlicos de don José María en otras artes y ciencias distintas de las de sus especialidades en imagen y sonido, fielmente desempeñadas por ambos en la Radio Televisión Estepona.
Veremos en que queda el envite y, lo mismo, por mor de esa Ley de Estabilidad que no admite gastar más de lo que se ingresa, y en la otra que liberaliza la privatización de televisiones autonómicas, volvemos a disfrutar de una televisión P.P.P., profesional, plural y privada, a imagen y semejanza de la muy añorada Estival, que no todo van a ser malas noticias en los telediarios, como la de los cabritos de Standard & Poor's (S&P para los amigos) que, para los mercados internacionales, nos ha bajado dos puntos y en vez de para los mercados nos ha dejado para los mercadillos con éso de pasarnos del A al BBB, que, para el que no lo sepa, es un bono bueno, bonito y barato. ¡Paisa , Bueno.Bonito.Barato!.¡ Compra paisa!.

Igualito que con Aznar. ¡Si hombre!, igualito. Hemos pasado en diez años del " España va bien " a que dentro de otros diez a lo mejor aumente el P.I.B. Que significa, Podremos. Ir. Bien.

Ya les digo, nuestros tiempos son de Gigantes y Cabezudos. Los gigantes encanijados, sin dar la talla ,y los cabezudos empeñados en el empeño de empeñarnos a todos. Cuanta imaginación, cuanta inteligencia, cuanta audacia. Con un Plan de Saneamiento y un pasacalles lo vamos a arreglar todo. Ya lo verán .


ACCESOS RÁPIDOS

Diseño y desarrollo Técnico por AINTE