Diario Digital Diario SolDiario Sol

Contáctenos

16/Abril/2011 - Opinión Estepona

Re-Verde con causa: por Gerardo Galán

La misma piedra


El Pleno de ayer fue tan esperpéntico como era de esperar. Cuatro años después y con casi los mismos protagonistas se obtuvo un casi idéntico resultado. En vísperas de las anteriores elecciones municipales, la jornada previa a la de reflexión, el ayuntamiento aprobó unos presupuestos que no reflejan la realidad municipal, son irrealizables y parten de supuestos de ilegalidad.
En aquella ocasión fueron los votos del PES y los del PSOE, proponentes del presupuesto, los que configuraron una mayoría a la que se adhirieron todos los partidos. El portavoz del PP, en memorable actuación, destapó todas las incongruencias, las irregularidades y mentiras que el documento atesoraba para, sin avergonzarse, votar a favor con todo su grupo municipal.
Ayer, el PP, después de aseverar que el presupuesto podría ser anulado por cualquiera que se lo propusiese volvió a aceptar que un documento falso, irregular y absurdo volviera a ser aprobado, aunque esta vez con su abstención. El incomprensible apoyo que el presupuesto de 2007 obtuvo se debía, como el de este año, a la misma falsedad repetida en el tiempo: La subrogación de los trabajadores de las empresas municipales.
No voy a destacar el apoyo del PES hacia el PSOE, pues no es algo nuevo y por tanto, tampoco es sorpresivo. Puede que alguien se eche las manos a la cabeza cuando observe los mimos que se hacen aquellos que han sido capaces de insultarse, denunciarse y amenazarse hasta hace escasos días.  No nos sorprende porque conocemos la importante capacidad de aguante, la dureza del rostro y el escaso escrúpulo del que hacen gala nuestros peores representantes. Que les vaya bien, mejor que la última vez, a esos que sueñan con reeditar el pacto el pacto que les llevó al poder en 2003. No les voy a desear suerte, señores del PSOE y PES, actuando así no se la merecen. 
Lo peor de todo es la capacidad que tienen los representantes sindicales para tropezar en la misma piedra. Los mismos mentirosos, las mismas mentiras y los mismos sindicalistas aplaudiendo con el entusiasmo de los niños, los ingenuos o los tontos


ACCESOS RÁPIDOS

Diseño y desarrollo Técnico por AINTE