Diario Digital Diario SolDiario Sol

Contáctenos

13/Mayo/2012 - Opinión

El sarao de 15M

Por Rafael Rosselló


¿Qué es el 15M?, creo que si hiciésemos esa pregunta nadie sabría exactamente contestar. Yo opino que es una demostración magnífica del poder de los nuevos medios de comunicación: la telefonía móvil, Internet, etc. También, la capacidad de convocatoria que puede representar todo lo que sea un "sarao" que signifique ir contra lo establecido. Es el mismo sistema que se emplea habitualmente para el famoso "botellón", o para avisar a los "okupas" cuando hay algún edificio sensible de allanar, o para abarrotar el famoso "rock in Río" con esa publicidad donde se inserta que "la coronita y el bocadillo van por nuestra cuenta". Si a esta moda de congregación añadimos un momento en que la economía de España está prácticamente en quiebra, que iba a perder el poder el partido de izquierdas e iba a tomar el relevo la derecha, que nos invaden los escándalos y que hay suficientes gilipollas en este país como para llenar muchas "Puertas del Sol", si metemos todo eso en la coctelera, aparece el 15M con sus "indignados". Pero, ¿quiénes son los indignados?, ¿acaso empresarios que han perdido sus empresas y se han visto, de la noche a la mañana, arruinados y despidiendo a todos sus empleados?; ¿son quizá personas "trabajadoras" de verdad que se han quedado en la calle por la crisis económica?; ¿serán, lo más probable, brillantes estudiantes universitarios que ven que se hunde su futuro por la mala gestión de los que nos gobiernan?; ¿o podría ser un poco de todo esto y un mayoritario grupo formado por alborotadores de partidos de izquierdas, estudiantes que pretenden aprobar sin estudiar, amigos del "botellón" cuyo mayor placer es perturbar la vida de los pacíficos ciudadanos, "okupas" con pocas cosas que hacer y amantes de las comunas públicas? Pues no lo sé, lo que sí sé es que suponiendo que la idea inicial fuese buena, que, supuestamente, era una protesta a la degeneración a la que ha llegado nuestra democracia, los que se alzaron como líderes de ese famoso 15M no creo que estén capacitados para dirigir este país y acabaron prostituyendo una idea, si es que alguna vez la hubo. Las acampadas en las ciudades, ensuciando y destrozando todo, con esas famosas asambleas donde, para empezar, ni saben lo que quieren y donde los ponentes son bisoños imitadores de esos políticos charlatanes contra los que se suponen que protestan, no creo que vayan a resolver nada.
La realidad del famoso 15M es que la mayoría de los que allí acuden son vulgares alborotadores ignorantes y muchísimos amantes de las concentraciones humanas que al no haber un concierto de rock al que acudir en esa fecha ven con buenos ojos acampar en el centro de una ciudad. Si a esto añadimos que muchos medios de comunicación, políticos, asociaciones y periodistas, como el "sin par" Iñaki Gabilondo, los apoyan y obligan a que pueda campar a sus anchas con patente de corso ya que nadie osaría mandar a las fuerzas de seguridad para impedírselo, pues ya tenemos el 15M.
¿Para qué ha servido?, que yo sepa, para nada; eso sí, para ensuciar la ciudad, para que los comercios de esa zona tengan que cerrar, y les cueste más trabajo aún mantener sus negocios, para que "niñatas y niñatos", con escasísimo conocimiento, por no decir nulos, y ninguna experiencia, se sientan capacitados para opinar y que haya alguno que les escuche, y para que algún partido político de izquierdas intente adueñarse de lo que ellos son expertos en manipular que son las grandes masas de población poco ilustrada.
Si queremos arreglar nuestra sociedad no creo que la formula sea organizar acampadas en el centro de las ciudades, ni que jóvenes sin experiencia, y escasísima formación, se alcen como líderes de la manada que ha decidido habitar en tiendas de campaña rodeadas por edificios. Eso es dar no un paso atrás sino muchos. Si queremos cambiar la sociedad probablemente lo primero que habría que preguntarse es cómo hemos llegado a esta situación. Si nos hiciésemos esa pregunta y, de verdad, quisiésemos saber la respuesta, a lo mejor llegábamos a la conclusión de que una de las causas, quizá la principal, ha sido la de poner al frente de nuestra sociedad a personas no capacitadas para ello, que les ha quedado grande el traje y tenían necesidad de riquezas y poder que jamás habrían tenido, ni hubiesen conseguido, por sus propios medios y, ellos, estos líderes que se han encumbrado, con su mala gestión nos han llevado a la situación en la que nos encontramos hoy en día. Y si nos preguntásemos quiénes han tenido la culpa de que estos indocumentados hayan llegado al poder, probablemente los encontraríamos, a la mayoría de ellos, en las famosas acampadas del 15M. Por lo tanto la manera de cambiar nuestra sociedad no es congregándose ante los que han encumbrado la incapacidad, porque se sentían identificados con ellos, ni acampando en el centro de una ciudad; si queremos cambiar la sociedad debemos recapacitar y valorar un poco más la capacidad intelectual y la ilustración de las personas, de esas personas que su inteligencia les distingue de esa masa que acampa en la Puerta del Sol que, salvo suciedad y ruidos, no aporta nada a la humanidad.

FORO

Accede a nuestro foro y deja tu opinión sobre los temas más actuales...

acceder al foro

ACCESOS RÁPIDOS

Diseño y desarrollo Técnico por AINTE