Diario Digital Diario SolDiario Sol

Contáctenos

NOTICIAS

La Lonja

18/Mayo/2012 - Estepona

García Urbano: "Las medidas para recortar el gasto de la plantilla irán centradas en personal que accedió sin proceso selectivo"

El alcalde admite que será necesario reducir salarios o plantilla: ¿200 empleados menos o 20% de rebaja de sueldo?


TAMARA MONTES DE OCA 

El alcalde de Estepona, el popular José María García Urbano, convocaba esta mañana a la prensa a un desayuno informativo para abordar asuntos de actualidad. El interés de los medios, centrado principalmente en las negociaciones con los sindicatos para recortar 6 millones de euros al año en materia de personal. Precisamente, ayer mismo el Consistorio entregaba a las secciones sindicales un documento que reúne y analiza todas las propuestas realizadas por CCOO, UGT, ATAE y CSI-CSIF hasta el momento, tras más de un mes de reuniones. 

El análisis del Consistorio 

Del documento, al que ha tenido acceso DIARIOSOL, se desprende que las medidas puestas sobre la mesa no alcanzan el objetivo de ahorro perseguido. El Consistorio valora que la amortización de plazas vacantes no se puede tener en cuenta como un ahorro real y que, además, no se puede llevar a cabo la anulación de créditos contemplada para personal temporal, cifrado en 410 mil euros, "destinada a situaciones imprevisibles como previsibles. 

En cuanto a la eliminación de productividades y horas extraordinarias, valorada en 633 mil euros, rechazada por CSIF y ATAE, precisan que "la mayor parte es un gasto destinado a Policía Local y Bomberos que forma parte de esencial de su sistema retributivo". Sobre las productividades, el pasado noviembre se aprobó en pleno un plan que limita su cuantía e indican "que no está previsto que exceda en 2012 los 30 mil euros". 

Solo tres prejubilaciones

Otra de las propuestas que no obtuvo apoyo unánime de los sindicatos fue la adaptación salarial a convenio. CSIF la rechaza y ATAE la apoya con "particularidades". Se propuso aplicarla a aquellos cuyas nóminas superarán los 2.000 euros, lo que supondría un ahorro de 132.849 euros. En cuanto al Plan de Jubilaciones incentivadas, el Consistorio remitió la pasada semana una circular a la plantilla para conocer cuántos se adherirían a esta opción. "A fecha de hoy no se ha recibido ninguna solicitud", expresa el documento que explica que los sindicatos cifraron que conseguiría recortar 927 mil euros, "pero precisa una inversión de 349 mil euros". El Consistorio insiste en la necesidad de estudiar cada caso y rechaza, tajantemente, "incentivar con indemnizaciones " a personal de 60 o 61 años porque considera que "encubre un mecanismo de despido fraudulento". Actualmente, el Consistorio estudia tres casos concretos de personas que quieren prejubilarse. 

Reducción de jornada

CCOO y UGT propusieron una reducción de jornada de 37 a 35 horas, con la conseguiente disminución salarial. Solo podría aplicarse a empleados laborales, ya que los funcionarios no aprobaron la medida y supondría bajar el gasto en personal en 2.140.000 euros y no 3 millones, como calcularon los sindicatos. También el Consistorio remitió en la circular la posibilidad de que los empleados redujeran su jornada, pero al 50%, y que "a fecha de hoy solo ha recibido una solicitud". ATAE propuso una modificación del convenio colectivo, inviable hasta el próximo 2013, cuando acabaría la vigencia del actual convenio.

Otra de las medidas que provocó mucha polémica fue la aplicación "estricta" de la cláusula del convenio de no contratación de 2007. El Ayuntamiento cuantifica que, tras la externalización de las Brigadas Operativas, se contrataron desde esa fecha 66 personas. "En caso de que se opte por la reducción de plantilla, la revisión de servicios que no sean competencia de la administración local, podría ser un criterio objetivo a aplicar", reza el documento que precisa que éstos no deberían ser eliminados de forma inmediata sin tener garantía de la continuidad en la prestación del servicio por el órgano competente. 

El "menoscabo" no sienta bien a los populares 

La aplicación estricta de incompatibilidades "que se está aplicando escrupulosamente" y la adaptación de salarios a titulaciones, en la que trabaja actualmente también el Consistorio, completan  la lista de medidas sindicales analizadas por el Consistorio. El documento precisa además un matiz: "esta Corporación ni ha menoscabado ni menoscaba ningún derecho de los trabajadores", ya que en el documento presentado en la última reunión se indicaba que las medidas deberían aceptarse en conjunto y con la garantía de que en el futuro no se realizarían nuevos sacrificios que menoscabasen los derechos laborales de la plantilla esteponera. 

La tijera, a los que entraron sin proceso selectivo

Así las cosas, un García Urbano que nos tiene acostumbrados a su sinceridad en este tipo de encuentros admitía que ha detectado en las reuniones que se ha "demonizado" a los funcionarios: "Quiero recordar que ellos se presentaron a unas oposiciones y las ganaron; se ponen de malos a los que precisamente entraron en el Ayuntamiento con un proceso selectivo". Una sentencia que venía a argumentar la bomba que estaba a punto de lanzar, cuando anunciaba ante los medios presentes que en la próxima mesa general de negociación con sindicatos -prevista para la próxima semana- el equipo de Gobierno presentará, tal y como llevan semanas pidiendo los sindicatos, propuestas, "aún sin decidir" y que éstas "irán centradas casi exclusivamente en aquellos que entraron en el Consistorio sin proceso selectivo". 

¿200 empleados o 20% de sueldo menos?

El regidor popular echa cuentas y calcula que solo 250 funcionarios y laborales fijos de los 950 empleados de la plantilla -tras las recientes externalizaciones- tienen un puesto en la administración local gracias a una oposición o concurso de mérito, lo que deja en jaque a más de 700 trabajadores.  El alcalde admite que, dadas las circunstancias, está claro que será necesario o una reducción salarial o una reducción en la plantilla, pese a que prometió en campaña "que no habría ni un solo despido". "Un ERE es una de las soluciones que no descartamos", sentencia García Urbano que da de plazo un mes para "reflexionar" con sindicatos y, en caso de no haber unanimidad ni consenso, "el Consistorio tomará medidas en el plazo de siete días". Y nos ofrece un dato: cada trabajador supone unos 30 mil euros al año para las arcas municipales, lo que dividido entre los 6 millones anuales de ahorro necesario suponen 200 empleados. Si se opta por reducción salarial "sin decidir si de forma lineal o proporcional aún", precisa el primer edil, rondaría un 20% "y se aplicaría a la plantilla y al equipo de Gobierno y cargos de confianza también".

 


ACCESOS RÁPIDOS

Diseño y desarrollo Técnico por AINTE

playthenet