Diario Digital Diario SolDiario Sol

Contáctenos

NOTICIAS

travelpop viajesEstepona Ciudad del Deporte 2013Marruecos digitalCantabria Digital

04/Junio/2012 - Opinión

Desde mi abadía: por Juan Abad

Mentiras piadosas


Hasta antes de ayer, las únicas mentiras que estaban socialmente admitidas eran las denominadas "mentiras piadosas", que no significaban exactamente que se aceptaban porque el sujeto emisor fuese pío, que en algunos casos también, sino que su contenido era de tal entidad, que suponía ser menos grave decir esa mentirijilla , que señalar la cruda realidad.

Generalmente, esta facultad de decir mentiras piadosas, era privativa de personas de reconocida escala social y ascendencia y prelación con el sujeto al cual se mentía.

El ejemplo más gráfico era el que protagonizaba el doctor en medicina que , a su paciente, aquejado de una gravísima e irreversible enfermedad, no le decía el nombre propio de la misma y de su fatal desenlace en cuestión de días, minimizando el ánimo pesimista y dolorido de su paciente, afirmándole que con el nuevo tratamiento prescrito mejoraría notablemente, descansaría mejor y sanaría en cuestión de semanas. El tratamiento erá casi y exclusivamente un cóctel de opiáceos que mitigaban su dolor, el paciente pasaba sus últimos días en brazos del mismísimo Morfeo y sus familiares, en vez de reprocharle al doctor mentira alguna, se lo agradecían profundamente.

Nuestro Presidente, el señor Rajoy, está sumido en ese estado de indefinición permanente que define su galleguismo ejerciente. Si, hombre, sí, ése propio y peculiar del gallego auténtico y genuino del que nunca sabes, si te lo encuentras en el descansillo de una escalera, si sube o si baja, y si , por curiosidad o por lo que sea, le preguntas si sube o si baja, te contestará ¿Y usted?. Pues en esas andamos, en la escalera.

Nos vendió su palabra de honor con aquello de que si confiábamos en él y le otorgábamos la mayoría suficiente para llevarlo a cabo, nos mostraría inmediatamente las bondades de sus planes que nos traerían trabajo, riqueza y parabienes para todos, incluidos los ya cinco millones de desheredados de la nefasta gestión del anterior vendedor de promesas quien, por prometer, se quedó un poco corto y nos prometió hasta el pleno empleo, ése que él y alguno de sus acólitos se ha procurado ocupando cargos vitalicios y sin cargas impositivas. ¡Hay que joderse!, que diría en manchego paladín la bisabuela Jesusa.

El Ministro del ramo, haciendo gala y honor a su apellido, creyéndose listo y respaldado por su jefe, piensa que el resto de los españoles nos hemos caído de su árbol, el guindo, y como estamos tan mal, tan rematadamente mal que, pase lo que pase, solo podremos mejorar, pues nos está vendiendo que el año que viene estaremos mejor.

Eso, ustedes y yo, ya lo hemos oído una docena de veces en boca de mentirosos y mentirosas impúdicos que, sin vergüenza alguna, dicen lo que no piensan y callan lo que piensan .
Los brotes verdes quedaron secos antes de nacer, y algunos ya vendían las coles y las lechugas. Vaya caterva de políticos que nos han tocado en suerte, y luego dicen que tendrán que estudiar el fenómeno de la desafección de los españoles con la política y los políticos.

Llegados a nuestras costas, donde el poniente y el levante nos ventilan a su antojo, el estado de la cosa, siendo más que crítico, se nos multiplica por tres, pues al desastre nacional, se suman el andaluz y su ruindad y, para remate, el específico esteponero. De promesas, verdades y mentiras va a resultar que el gobierno más denostado, criminalizado y demonizado desde el advenimiento de la democracia a Estepona, al Gil me refiero, a quien si no, en sus únicos cuatro años de mandato ha sido el único que ha cumplido de pe a pa su programa, que, más que electoral, era lectoral, pues se precisaba una hora para leerlo completo y, ya les digo, se completó.

Todavía hoy hay quien, representándose a si mismo y a todos los que le siguen - que caben en el autobús pequeño de Ricardo - , tratan de proseguir con la retahíla de hacer leña y daño a Estepona, en vez de reconocer el cambio y el recambio que supuso este periodo para bien.

Todos los días salíamos en las televisiones , dando cuenta de series y programas específicos rodados aquí, contando con la presencia permanente del famoseo, desde premios Nobel a artistas reconocidos a nivel mundial, que los artistas nacionales vinieron todos a las inauguraciones del Parque Selwo, de la Escuela de Arte Ecuestre del Padrón, del Hotel Kempiski, Del Paseo Marítimo, de la Avenida Litoral, del Palacio de Exposiciones y Congresos - donde se celebraban eventos todas semanas, como la de la Moda; Semanas Jurídicas de máximo nivel o presentaciones mundiales de vehículos - Campeonatos Mundiales de Caza; inauguración de la Jefatura de la Policía Local, del Polideportivo del Carmen o del mismísimo Ayuntamiento de Puertosol, por no cansarles y por no imaginar lo que pudo haber sido y no fue, si se hubiera respetado la voluntad de un pueblo emitida en las urnas, que recibió la respuesta y la bofetada de los políticos profesionales de nuestra villa quienes, en un cuatripartito que repugnaría a cualquier votante ideológico del PSOE, P.P; I.U. y del P.A., liquidaron unas siglas y, a su vez, una ilusión y una decisión mayoritaria que, de mostrar una participación ciudadana del 82,5% en unos comicios municipales, hemos perdido el 30% de desencantados y desengañados por mor de la gestión de mentirosos procaces.
Y, de aquellos polvos, vienen estos lodos.

Todavía, alguna mente cata , trata de confundir al respetable hablando de las empresas municipales del GIL - que, no lo olvidemos, gobernó en el siglo pasado - presentando a su personal como el causante de la mitad mas uno de los males que nos aquejan , por el desmesurado aumento de la también demonizada plantilla de empleados municipales, cuando las empresas municipales del Gil , además de liquidadas, fueron diseccionadas y escudriñadas con microscopio electrónico por el mismísimo Tribunal de Cuentas durante años para concluir que las reuniones de control de las meritadas empresas no estaban bien explicitadas estatutariamente, por lo que las dietas que se percibieron por aquellos que se impusieron la jornada municipal de amplio espectro, es decir, los que trabajaban mañana, tarde y noche, con alguna hora para dormir, no se debieron de recibir.
Las actuales, y hoy en fase de liquidación , empresas municipales, son hijas del cuatripartito y sus empleados, subrogados por el Ayuntamiento.

Algunos cientos de ellos han sido externalizados en empresas privadas y, al parecer, setecientos y pico de ellos están simultáneamente aquejados de una enfermedad rara, tan rara , que aún no tiene nombre científico y se conoce como el Síndrome del Ere que se manifiesta con la contracción involuntaria y total de esfínteres que provoca oclusión intestinal, además de afonía, palpitaciones, insomnio, sudoración, inapetencia alimentaria , inapetencia sexual , estado de irritabilidad , ansiedad y, en su último estadio, hasta convulsiones y síncopes de etiología desconocida.

El mero anuncio del Ere municipal, que dará con ciento noventa empleados de patitas en la calle, ha causado el Síndrome y, si no hay marcha atrás, que parece que ésta no existe en la hoja de ruta del señor alcalde, tras aligerar la carga, la pesada carga de la nómina, don José María deberá de cumplir lo señalado en sus decálogos, en sus Tablas de la Ley escritas a fuego por un fedatario público ante toda la ciudadanía y sacarnos de la atonía, la abulia, la desazón y la desesperanza y llevarnos de nuevo a la senda de la ilusión, de la instalación de empresas, de la creación de empleo, de riqueza, alegría y bienestar, con la arribada ya de un Hospital Comarcal, o un Chare, que ya nos daría igual, con un Paseo Marítimo desde Buenas Noches a Isdabe, con un Bulevar con unas prestaciones de lujo, aunque no sea exagerado , con ... , y con el tema de los campitos satisfactoriamente normalizado aún habiéndose infringido las normas.

Espero, deseo y quiero creer a don José María en eso de que para la elección y selección de los afectados por el Ere se van a seguir solo criterios objetivos y que no sea otro el objetivo, pues , de Eres fraudulentos, bastantes tenemos con los de la Junta de Andalucía que investiga la Juez Alaya.

Espero, deseo y quiero creer que las palabras y decálogos de García Urbano no se conviertan en leyendas urbanas.

Los españoles de hoy, maltratados por la desesperación y el desencanto del desempleo y los tijeretazos , ya no soportan más mentiras, ni piadosas ni impías, ni palabras vanas ni promesas incumplidas, a ver si empezamos a hacer las cosas bien, que a alguno, a muchos, les pagan por pensar, por aconsejar y por realizar, y precisamente no les pagan nada mal para la que está cayendo.

OTRAS NOTICIAS

FORO

Accede a nuestro foro y deja tu opinión sobre los temas más actuales...

acceder al foro

ACCESOS RÁPIDOS

Diseño y desarrollo Técnico por AINTE

Facebook Diario SolYoutubeTwitter Diario SolBanner Guadalhorceplaythenet