Diario Digital Diario SolDiario Sol

Contáctenos

NOTICIAS

travelpop viajesEstepona Ciudad del Deporte 2013Marruecos digitalCantabria Digital

09/Mayo/2012 - Opinión

La malversación y el máster de prostitución

Por Rafael Rosselló


Dos noticias, casi una después de la otra, han conseguido alterar ese suave letargo que me suele entrar después de comer, cuando pongo la televisión más como música de fondo que para informarme de los infortunios que hayan podido ocurrir en el mundo a lo largo del día. Una de ellas, la denuncia que ha puesto un vocal del CGPJ, un tal Gómez Bermúdez, contra el Presidente del Tribunal Supremo, Carlos Divar, por un supuesto delito de malversación de fondos o caudales públicos, creo que se dice así. Parece ser, siempre según la versión de este vocal, que el señor Divar se pegó una serie de escapaditas a Marbella a costa de la tarjeta de crédito profesional; es decir, la que carga a las arcas del Estado. Si es cierto, obviamente espero que procedan con él como ellos tratan a los que cometen delitos similares. Pero en esta historia hay cosas que no me acaban de cuadrar, y que conste que yo no voy a defender nunca a un juez porque, para eso, ya se valen ellos solitos con ese delictivo corporativismo del que tantas veces han hecho gala.

Por una parte, la cantidad que no llega a los seis mil euros. No sé lo que ganará este buen señor ni su coeficiente mental, pero si verdaderamente ha delinquido por esa cantidad no se le debería procesar por malversación de fondos sino, más bien, por gilipollas. Yo soy de los que siempre ha defendido la presunción de inocencia y, por supuesto, el señor Divar, para mí, merece el mismo respeto y goza de la misma presunción de inocencia que otros, a los que han arruinado la vida y su reputación precisamente porque los que administraban justicia no han sabido proteger sus derechos constitucionales y al final, cuando ya les habían causado un daño irreparable, han resultado inocentes.

Por tanto, en este caso, prefiero esperar a ver qué es lo que ocurre porque, insisto, no me gusta hacer juicios paralelos ya que soy de la opinión que debería estar tipificado como delito en el Código Penal, como una figura de linchamiento mediático o algo similar. La noticia, en si, me ha llamado la atención porque empieza a haber ya excesivas causas mediáticas y, la mayoría, por motivos muy similares; es como si nos quisiese comunicar de una forma encubierta que los sacrificios que se nos están pidiendo van acompañados de procesos ejemplarizantes a los malos. No sé, es como si nos quisiesen decir que los recortes, las privaciones que está sufriendo la sociedad, nos son recompensadas invitándonos cada día a un gran circo romano donde van echando a los leones a ciudadanos más importantes que nosotros y a los que de una forma velada se les puede culpar de nuestro infortunio. Es como una especie de Revolución Francesa donde intentaron paliar su hambre y su miseria guillotinando al rey y a los nobles y, aunque no sirvió para nada, y siguieron pasando la misma y más precariedad aún, se sintieron reconfortados. Con esto no quiero decir que sea así, pero me lo empieza a parecer y, sobre todo, por lo menos a mí, estas noticias no sólo no me consuelan, sino que hace que me repugne aún más la situación que vive mi país.

La otra noticia, un poco más surrealista, es la de un "maromo" que no ha tenido mejor ocurrencia que ofrecer un curso de "prostitución" a las prostitutas. El elemento, el que imparte el máster de zorrón profesional, tiene toda su gracia, y se ha prestado a dar su versión de los hechos ante las cámaras de televisión, pero, eso sí, sin desvelar el programa completo que piensa impartir; lo que sí sabemos es que el curso cuesta cien eurillos, precio, a todas luces, de momentos de crisis. Lo que se ha atrevido a comentar es que iba a enseñar a las meretrices a hacer una fellatio en condiciones, será, imagino yo, porque él tendrá mucha práctica. Lo que no ha acabado de aclarar es si ese curso es únicamente teórico o si, por el contrario, también hay jornadas prácticas, porque si hubiese prácticas y él es el que las va a impartir tendríamos que empezar a suponer que más que una gran vocación docente lo que tiene es una cara que se la pisa.


ACCESOS RÁPIDOS

Diseño y desarrollo Técnico por AINTE

Facebook Diario SolYoutubeTwitter Diario SolplaythenetBanner Guadalhorce